Slow

Slow
Elena imparte clases de baile, mientras que Dovydas trabaja como intérprete de lenguaje de signos. En el momento en que se conocen, se establece un hermoso vínculo entre ellos. Sin embargo, su relación será puesta a prueba cuando Dovydas confiesa a Elena que tiene sentimientos románticos por ella, pero es asexual, es decir, no siente y nunca ha sentido deseo sexual por otra persona.

Enlaces

Relacionados.


Phillip Morris ¡Te quiero!
Cariño, yo soy tú
Golpe de efecto
Tu fotografía
Casi imposible
A todos los chicos de los que me enamoré
Me enamoré de una chica cristiana
La doncella